Composición del Sistema Financiero de República Dominicana


En cualquier país del mundo, el sistema financiero es una pieza clave para el desarrollo económico. En este sentido, su función principal consiste en servir como un vínculo o intermediario entre las personas (físicas o jurídicas) que desean ahorrar y aquellas personas que tienen necesidades de recursos, ya sea para consumir o emprender algún proyecto de inversión. Esta labor permite a los agentes económicos reducir sus costos de información y transacciones y de esta forma la economía, como un todo, logra una mejor asignación de los recursos.

En República Dominicana el sistema financiero se encuentra regulado por la Ley Monetaria y Financiera del año 2002 (Ley No. 183-02). En el marco de esta ley se definen los tipos de entidades de Intermediación Financiera (EIF) que pueden operar en el mercado y los diferentes servicios que pueden ofertar.

Así, de acuerdo a su estructura de propiedad, las Entidades de Intermediación Financiera se dividen en Públicas y Privadas. A su vez, las EIF se dividen en: 1) entidades accionarias como los Bancos Múltiples, los Bancos de Ahorro y Crédito y las Corporaciones de Crédito y; 2)  entidades no accionarias como las Asociaciones de Ahorro y Préstamos y las Cooperativas de Ahorro y Crédito (1).

Dentro de las EIF, los Bancos Múltiples ocupan un lugar preponderante representando al mes de julio de 2014 el 85.6% de los activos totales de todo el sistema financiero. Le siguen las Asociaciones de Ahorro y Préstamo con el 11.2%. En el gráfico se muestra la participación del resto de entidades financieras.

 

(1) Ley Monetaria y Financiera, Ley No. 183-02 Art 34.


NUESTROS MIEMBROS