Armas cargadas, artículo de Gustavo Volmar

La persuasión es el mejor mecanismo para lograr un objetivo cuyo alcance depende de decisiones ajenas. Si se les convence de actuar de cierta manera, o de que ésa es la única forma que se permitirá, decidirán comportarse como se desea que lo hagan. 

Ocurre así en las relaciones entre países y también en el ámbito de la política monetaria. Pero para que la persuasión funcione, usualmente no basta con enviar mensajes fraternales o apelar a sentimientos altruistas. Se debe contar con un armamento cuyo poderío no deje duda de que la meta se alcanzará de una u otra manera. Y, además, hay que tener un acervo creíble de municiones, pues de poco serviría tener las armas si éstas no se pueden cargar. A raíz del alza en el precio del dólar en lo que va de año, el Banco Central puso primero en marcha, igual que en otras ocasiones, la fase persuasiva de su política monetaria. Atribuyó el incremento a factores estacionales, sostuvo encuentros con entidades participantes en el mercado cambiario, y reiteró su compromiso con la estabilidad macroeconómica y con el cumplimiento de los objetivos establecidos en su programa monetario. Pero detrás de la persuasión están las armas y podemos mencionar dos de ellas. 

Una, muy evidente, son los activos externos netos que el Banco Central tiene disponibles. El nivel en que se encuentran actualmente, por encima de los seis mil millones de dólares, excede los de épocas precedentes. Su empleo es rápido y su incidencia es inmediata, sin mayores efectos colaterales perjudiciales. La otra arma a mencionar es la tasa de interés de política monetaria. Subirla reduce la demanda de divisas, pero afecta el ritmo de crecimiento económico. Pero habiendo sido reducida en julio del 2017 y mantenida desde entonces en el 5.25 %, su nivel actual es lo suficientemente bajo como para que pueda ser elevada sin que los potenciales perjuicios lo impidan. Las armas del BC lucen estar cargadas y listas para usar.

Artículo de Gustavo Volmar publicado en su columna Global y Variable, de Diario Libre. Lunes 19 de marzo de 2018


NUESTROS MIEMBROS