Impacto de bala, artículo de Gustavo Volmar

Desde mediados del año pasado, el precio del petróleo ha subido alrededor de 20 dólares el barril. Puesto en una gráfica, su trayectoria alcista asemeja la de una bala de cañón disparada en un ángulo de 45 grados. Es una bala que impacta directamente sobre la economía dominicana.

Una mezcla de factores explica el incremento, entre ellos la recuperación económica en Europa, los EE.UU. y Japón. Pero una de las causas ha sido la disposición de países productores para anteponer sus intereses económicos a sus rivalidades políticas. Las desavenencias entre algunos de ellos siguen vigentes, si es que no se han acentuado, pero eso no les ha impedido llegar a acuerdos con el propósito de limitar la producción. Mientras apoyan facciones opuestas en países como Yemen y Siria, se sientan a negociar cómo lograr que el precio suba.

Reconociendo no tener ya el predominio que antes tuvo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo ha convenido recortes en la producción con países que no son miembros, en particular con un grupo liderado por Rusia. Arribaron primero a un acuerdo cuya vigencia se extendió por varios meses, y ahora trabajan en un pacto de “muy largo plazo”. Para la OPEP la participación rusa es vital para que las restricciones tengan un efecto significativo en la oferta mundial. Y para los rusos es un medio para elevar sus ingresos petroleros sin tener que entrar a formar parte de la organización.

Las vicisitudes fiscales de Arabia Saudita abrieron la puerta a esos convenios entre adversarios. Embarcado en un programa de renovación socioeconómica, el gobierno saudita necesita fondos con urgencia, y en el petróleo está el medio para conseguirlos.

No es una buena noticia para nuestra economía. El aumento de precio implica traspasar al extranjero una porción del crecimiento potencial de nuestro PIB, más presión sobre el tipo de cambio entre el dólar y el peso, y una tendencia al alza de la tasa de inflación.

Articulo de Gustavo Volmar, para su columna Global y Variable, publicada en Diario Libre el 8 de mayo de 2018.


NUESTROS MIEMBROS