Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Educación financiera

Cuando el perfil de tu tarjeta de crédito se adapta a ti

Aunque inicialmente se ofrecían en formas estándar y limitadas, sin considerar la diversidad de estilos de vida y necesidades de cada persona, este enfoque ha cambiado notablemente en los últimos años.

Las tarjetas de crédito han sido parte de nuestra vida económica por décadas. Aunque tradicionalmente han existido en formas, no siempre estuvieron alineadas a las necesidades y estilos de vida de cada usuario.

Actualmente, la tendencia es hacia una personalización que responde a nuestras necesidades y se integra con nuestro estilo de vida. Esta transición se ha visto impulsada significativamente por la evolución tecnológica, especialmente el avance en el manejo de grandes volúmenes de datos y el desarrollo de algoritmos sofisticados.

Importancia de encontrar la tarjeta que te complementa

Elegir una tarjeta de crédito que se adapte a nuestro estilo de vida es importante. No se trata solo de tener una herramienta para realizar pagos o financiar compras, sino de contar con un recurso que mejore nuestra vida y finanzas. Una tarjeta elegida con cuidado puede ayudarnos a manejar nuestro dinero, obtener recompensas que valoramos y acceder a servicios que faciliten nuestro día a día.

Una función en este contexto es el cashback, o devolución de dinero, que permite a los usuarios recibir un porcentaje del gasto realizado en compras directamente en su cuenta o como pago directo a la tarjeta de crédito. Este beneficio es adecuado para aquellos que buscan un retorno de sus gastos.

Por ejemplo, para alguien que viaja a menudo, una tarjeta con beneficios en aerolíneas y hoteles, y sin comisiones por transacciones en el extranjero, puede ser adecuada. De igual forma, para un entusiasta de la tecnología, una tarjeta que ofrezca recompensas en compras de electrónica y acceso a promociones puede ser preferible.

Cómo las tarjetas se adaptan a diferentes perfiles

La personalización de tarjetas de crédito responde a una estrategia bien definida por los bancos para satisfacer de manera más efectiva las expectativas y necesidades financieras de diferentes segmentos de la población. Al hacerlo, ofrecen productos que promueven la lealtad.

Estos son los beneficios que puede ofrecer una tarjeta según el perfil del cliente:

1. Joven. Los jóvenes que están comenzando a independizarse necesitan productos que les permitan gestionar su nuevo mundo financiero con firmeza. Una tarjeta para jóvenes podría ofrecer programas que fomenten el desarrollo de habilidades financieras, junto con beneficios adaptados a sus actividades más comunes, como descuentos en entretenimiento y tecnología.

2. Estudiante. Los estudiantes necesitan manejar sus gastos de manera que no afecte su situación financiera en el futuro. Una tarjeta para estudiantes podría ofrecer beneficios como tasas de interés accesibles, programas de recompensas por buen rendimiento académico y descuentos en librerías o suscripciones educativas.

3. Mujer. Enfocándose en las necesidades y patrones de consumo de las mujeres, las tarjetas podrían incluir recompensas en compras de productos de bienestar, salud y belleza.

4. Emprendedor. Para quienes están iniciando o ya manejan su negocio, una tarjeta que se adapte a esta situación puede ser vital. Características como límites de crédito elevados, facilidades en el flujo de caja y recompensas por compras en categorías comerciales pueden ser muy útiles.

5. Viajero. Para aquellos cuyo estilo de vida incluye viajar a menudo, ya sea por placer o negocios, una tarjeta específica para viajeros ofrece grandes ventajas. Estas pueden incluir acumulación de millas aéreas, acceso a salas VIP en aeropuertos, seguros de viaje, y beneficios en hoteles y alquiler de vehículos. Estas características no solo ahorran dinero, sino que también ofrecen comodidad y seguridad en los viajes.

6. Comprador para el hogar. Las tarjetas de crédito con alianzas con cadenas de supermercados ofrecen beneficios importantes para quienes gestionan las compras del hogar. Estos beneficios pueden incluir descuentos en productos seleccionados, acumulación de puntos canjeables por mercancías o servicios, y ofertas durante eventos de compra como el “Día del Supermercado”. Esta alineación con supermercados facilita el ahorro en gastos y optimiza la experiencia de compra.

La elección de una tarjeta de crédito ya no es solo una decisión financiera, sino una extensión de nuestro estilo de vida. Estas herramientas financieras, cuando se eligen con cuidado, se convierten en aliados en la gestión de nuestras finanzas y en la consecución de nuestros objetivos.

Esta evolución hacia la personalización refuerza la autonomía del usuario al permitirle seleccionar productos que complementan su vida, empoderando al usuario y fomentando un manejo financiero inteligente y una afirmación de su individualidad. Toma el control de tu futuro financiero: elige una tarjeta de crédito que refleje quién eres y lo que aspiras a ser.

Explora otras publicaciones

Llevemos esto a tu bandeja de entrada

Recibe nuestro boletín con recursos como artículos, guías y videos.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés