Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Economía y finanzas - Educación financiera

Cinco lecciones financieras del Mundial de Catar 2022 que seguramente pasaste por alto

Exploramos las lecciones financieras extraídas del Mundial de Catar 2022, un evento que, además de brindar entretenimiento deportivo, proporciona valiosos insights sobre la vida y la gestión financiera.

Además de ser un deporte entretenido, el fútbol nos puede dar grandes lecciones sobre la vida y el manejo del dinero. Analizamos de cerca el evento mundial y descubrimos cinco lecciones financieras del Mundial de Catar 2022. Comprueba si tú también fuiste capaz de descifrarlas.

En la planificación está la clave

Realizar un evento de talla mundial conlleva mucha organización. De los ocho estadios que se utilizaron, seis se construyeron desde cero. Tales obras son imposibles de realizar de la noche a la mañana. De hecho, el diseño del estadio Al Janoub se inició en la primavera de 2013. Sí, casi 10 años antes de celebrarse el Mundial de Catar 2022. Con esa misma dedicación se debe administrar el dinero. Llevar un presupuesto, establecer metas financieras y sobre todo planes de acción concretos para lograrlas. Solo así se obtiene la libertad financiera

Tu mejor jugador de reserva: el fondo de emergencias

En el fútbol, así como en cualquier otro deporte de conjunto, siempre habrá jugadores en el banquillo para hacer frente a cualquier imprevisto durante el partido. Si viste el Mundial de Catar 2022, recordarás que, en el juego entre Marruecos y Bélgica, los marroquíes tuvieron que sustituir a su portero segundos antes de iniciar el partido porque este no se encontraba en condiciones de jugar. Como fueron precavidos, en la banca tenían a un suplente listo para asumir el rol. Por cierto, Marruecos ganó 2-0 ese día. Así tal cual ocurre con el fondo de emergencia, está ahí para cubrir cualquier necesidad que se presente sin afectar el presupuesto general. No todos los días se pincha la goma del vehículo, pero cuando sucede lo único que queda es resolver. Por eso, lo mejor es contar con ese jugador que está en la banca de tus finanzas esperando su oportunidad: el fondo de emergencia.

Si la estrategia no funciona, cámbiala

Antes de cada partido, los entrenadores crean un plan de juego, sin embargo, puede que a la hora de la verdad se den cuenta de que la jugada no está funcionando o que uno de sus atletas estrella está incapacitado. ¿Qué hace en esos momentos el entrenador? Modificar el plan. Por ejemplo, en el partido Portugal vs. Suiza, el entrenador Fernando Santos apostó por el novato Gonçalo Ramos en vez de Cristiano Ronaldo por unos problemas que tuvo Ronaldo en un partido anterior. Para sorpresa de muchos, Ramos marcó tres de los seis goles de esa tanda y llevó a su equipo a los cuartos de final. Con esa misma seguridad y diligencia debes evaluar los hábitos y decisiones financieras que tomes porque eso te permitirá identificar cuáles están ayudando a tu bolsillo y cuáles no. Recuerda: si la estrategia no funciona, cámbiala.

Un solo jugador no hace a un equipo excelente sino todos en conjunto

Un equipo de fútbol está formado por once jugadores con un rol diferente. Unos son defensa, otros delanteros y otros mediocentros, pero todos trabajan por un objetivo en común: ganar el partido. Con eso en mente, poco sirve tener muchos Kylian Mbappé o Lionel Messi en la escuadra, porque al final es el trabajo en equipo lo que permite conseguir un gol. En el ámbito de las finanzas personales, específicamente de las inversiones, es igual. Siempre hay que apostar por la diversificación para obtener las mejores rentabilidades. Balancear los productos financieros de renta fija y variable de acuerdo con la estrategia que se decida seguir.

En la confianza está el peligro

En este mundial hemos sido testigos de grandes sorpresas. Una de ellas fue cómo la selección española inició la temporada rompiendo récords, pero luego fue cayendo hasta ser derrotada por Marruecos en los octavos de final. Es evidente que las primeras victorias llevaron al equipo a que se confiara y bajara la guardia. Algo similar ocurre cuando a las personas les comienza a ir “bien” económicamente. Se les llenan los ojos de dinero y se dedican a gastar, gastar y gastar. Se olvidan de aquel viejo refrán que invita a “guardar pan para mayo y harina para abril”.

Tanto las victorias en el fútbol como los ingresos extra, deben servir de impulso para seguir adelante con firmeza, pues nunca se sabe cuándo se girará la torta.

Cuéntanos, ¿pudiste darte cuenta de estas cinco lecciones financieras del Mundial de Catar 2022 mientras veías los partidos?

Explora otras publicaciones

Llevemos esto a tu bandeja de entrada

Recibe nuestro boletín con recursos como artículos, guías y videos.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés