Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Educación financiera

El ahorro tiene su historia

El ahorro, que es la diferencia entre el ingreso disponible y el consumo realizado, tiene su historia. En 1462 se creó la primera organización sobre esta práctica para proteger a sus integrantes de la usura. Los responsables de esta iniciativa fueron monjes franciscanos en Italia. A la entidad  se le llamó “Monte de Piedad”.

Por esa misma época comenzaron a crearse los primeros bancos y surgieron también los primeros cheques de viajero.

Civilizaciones como Egipto, China, Inca, y otras, acostumbraban guardar el fruto de sus cosechas para garantizarse alimentos en situaciones de crisis o de contingencia. Esto era un ejercicio de ahorro.

La práctica de ahorrar ayuda a establecer una reserva para el futuro y a prever la autosuficiencia económica para crear un capital que proteja a las personas, las empresas e instituciones de imprevistos e invertir en actividades reproductivas.

Explora otras publicaciones

Llevemos esto a tu bandeja de entrada

Recibe nuestro boletín con recursos como artículos, guías y videos.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés