Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
16 octubre 2012

Apuestas fallidas, por Gustavo Volmar.

El que apuesta puede ganar, pero también puede perder, aunque sea un gran banco lleno de expertos funcionarios.

 

El que apuesta puede ganar, pero también puede perder, aunque sea un gran banco lleno de expertos funcionarios.

En países con mercados financieros desarrollados, la función tradicional de los bancos de ser intermediarios entre depositantes y prestatarios ha sido opacada por la de crear y manejar valores complejos enlazados entre sí, más rentables para un inversionista que abrir un depósito bancario o comprar un bono corporativo. Aunque son operaciones más riesgosas, los inversionistas tienen derecho a arriesgar sus patrimonios a fin de poder optar por una ganancia mayor. Pero cuando el banco las hace con sus propios recursos, el asunto es diferente.

En el Congreso de los EE.UU. se discute actualmente limitar los riesgos en que un banco puede incurrir con su propio dinero, en vista de que si sufren fuertes pérdidas podrían tener que ser rescatados por el gobierno, especialmente los más grandes, cuyo colapso devastaría el sistema financiero. Los bancos se oponen a la medida, conocida como la “Regla Volcker”, pues afectaría sus beneficios.

La información de que JPMorgan-Chase, el mayor banco estadounidense por el valor de sus activos, perdió unos dos mil millones de dólares precisamente por operaciones financieras especulativas, está siendo utilizada en apoyo de la regla propuesta y ha causado una gran conmoción en el banco, incluyendo la salida esta semana de varios ejecutivos.

No siempre es fácil demostrar que una transacción es especulativa. Muchas operaciones con instrumentos financieros cuyo valor se “deriva” de otras transacciones, se hacen para reducir riesgos, no aumentarlos. Esto así pues se diseñan para que su valor aumente cuando baja el valor de otros instrumentos, actuando como compensación. La especulación ocurre cuando el inversionista no se limita a compensar riesgos, sino que asume compromisos que van más allá, exponiéndose a pérdidas potenciales.

Artículo publicado en Diario Libre, en la columna Global y Variable. 15-05-2012

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés