Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
29 junio 2014

Bancos múltiples resaltan dinamismo creado por créditos a la construcción

Un estudio de la ABA establece que el crédito a la construcción crea encadenamientos que impulsan actividades económicas, como la industria manufactura, comercio, servicios y motivan mayores aportes al fisco.

La Asociación de Bancos Comerciales de la República Dominicana (ABA) resaltó las contribuciones que hace la banca múltiple al encadenamiento productivo, a través del financiamiento a la construcción, motorizando al empleo, las ventas de bienes y servicios y la reducción de la pobreza.

El gremio de las instituciones bancarias hace el planteamiento en el estudio “Contribución de la banca múltiple a la construcción de viviendas, al patrimonio de las familias y a la actividad económica en la República Dominicana”, realizado por los economistas Julio Lozano y Víctor Manuel Baldera.

El volumen de créditos desembolsados y destinados a la construcción, adquisición y remodelación de viviendas, por ejemplo, sumó un monto aproximado a RD$70,000 millones durante el período 2010-2013, indica el estudio de la ABA.

Sostiene que, impactada por el crédito bancario, la construcción creció 14.6% en el primer trimestre del presente año, ubicándose solamente detrás de la minería que aumentó en 35.3%. “Con este crecimiento, la construcción logró impulsar las ventas de otra serie de productos de las industrias”, expresa el documento.

Impulsa industria manufacturera

De manera especifica detalla que, al crecer a esa tasa, la construcción dinamizó en cadena otras actividades económicas que integran la industria manufacturera, como las ventas de cemento, que crecieron en el primer trimestre del año en 28%; de pintura ,15.1%; de varillas, 14.1% y otros insumos, 7.7%.

Argumenta que, al financiar la construcción, la banca sirve para generar una mayor actividad económica, crear nuevos empleos, directos e indirectos, y de esta forma, reducir la pobreza.

“Lo anterior gracias a los distintos encadenamientos productivos que se producen en torno a las actividades de construcción; por ejemplo, las empresas constructoras necesitan materias primas que producen otros sectores, como madera, varillas, cemento, pinturas, tuberías plásticas, materiales eléctricos y sanitarios, entre otros que produce la industria nacional”, apunta el estudio de la ABA.

Explica que, también, por la vía de la construcción  se dinamizan las industrias de alimentos y del mueble y a sectores como el comercio, electrodomésticos, así como los servicios, beneficiados indirectamente a través de una mayor demanda por parte de los empleados de la construcción y los adquirientes de las viviendas.

Mayores ingresos fiscales

Los economistas de la ABA concluyen con que el aumento en la actividad económica impulsada por el sector construcción también contribuye a generar mayores ingresos fiscales, debido a que gran parte de los materiales utilizados para construir están gravados.

“El adquiriente de una vivienda o edificio termina pagando hasta aproximadamente un 12% del valor de tasación de su propiedad por concepto de ITBIS.  “En adición,  es necesario  mencionar la contribución a los ingresos públicos que se realizan mediante el Impuesto sobre la Renta de las empresas constructoras y de las inmobiliarias que se dedican a la venta de las viviendas,  así como el pago del Impuesto de Transferencia de Propiedad que realizan los compradores”, comentan.

La ABA puntualizó que sin crédito bancario a la construcción, sectores que forman parte del encadenamiento productivo –especialmente de la industria manufacturera- hubiesen visto limitadas sus ventas por caída de la demanda, y habría sido negativo el impacto en la adquisición de viviendas, que también impulsa la demanda de muebles, electrodomésticos, así como de otros bienes y servicios.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés