Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
15 enero 2013

Bonos sin el Fondo (columna de Gustavo Volmar)

Si el crédito del país está mejorando aún después de romper el stand-by anterior, muchos opinan que no hay razón para firmar otro acuerdo.

La información, dada por el Banco Central, de que el riesgo-país de la República Dominicana ha disminuido, abre el camino para la emisión de los nuevos bonos soberanos sin esperar por un acuerdo con el FondoMonetario Internacional (FMI). De hecho, si el crédito del país está mejorando aún después de romper el stand-by anterior, muchos opinan que no hay razón para firmar otro acuerdo.

Por supuesto, un nuevo acuerdo tendría implicaciones que irían más allá de los bonos, pues incidiría sobre la confianza de los inversionistas, las perspectivas del peso y el clima de negocios. Pero, de momento, hay quienes creen que no hay motivo para retrasar la emisión.

El riesgo-país es un diferencial. En nuestro caso, como los bonos son en dólares, se parte de lo que pagan los valores emitidos por el gobierno federal de los Estados Unidos (EE.UU.) y se calcula cuánto más hay que pagarle a los inversionistas para que compren los bonos dominicanos. Al jueves pasado nuestro diferencial global era de 319 puntos, según el índice calculado por JPMorgan Chase, el mayor banco de los EE.UU. por monto de activos. Eso significa una tasa de rendimiento 3.19% adicionales a la de los valores federales. Ese mismo día el diferencial global de América latina era de 323 puntos.

Pero ése es un cálculo compuesto. Cada emisión tiene su propio nivel de rendimiento según su plazo de vencimiento remanente. Al 10 de enero el de nuestros bonos del 2018, 2021 y 2027 era de 3.47%, 4.61% y 6.17%, respectivamente, según datos del Ministerio de Hacienda.

La baja de nuestro riesgo-país se debe a varias causas, entre ellas a que la RD está cumpliendo con sus compromisos de pago, a que el déficit fiscal proyectado ha disminuido y a que en el mercado financiero mundial hay una gran cantidad de dólares en busca de colocación. Ese descenso, sumado a las bajísimas tasas que pagan los valores federales, hace esperar que los nuevos bonos puedan venderse bien, aún sin la tutela del FMI.

Artículo del Sr. Gustavo Volmar, publicado en el periódico Diario Libre, en la columna “Global y Variable”. Martes 15 de enero de 2013.

 

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés