Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
24 marzo 2015

Inversión: Prueba de confianza de los bancos en la economía, artículo de El Dinero

Según la ABA, los bancos comerciales invirtieron cerca de RD$2,700 millones entre 2008 y 2013.

Por: Jairon Severino, El Dinero.

Los bancos dominicanos predican con el ejemplo. La confianza que depositan en la estabilidad económica del país la demuestran con los niveles de inversión en infraestructura y tecnología en la última década. 

La cantidad de cajeros automáticos y sucursales disponibles se convierten en la mejor prueba de su fortaleza y de una respuesta acorde con la demanda del mercado local. 

¿Sabe usted cuántas sucursales y cajeros automáticos habían hace diez años y cuántos hay ahora? En 2004 el país disponía de 605 sucursales de bancos múltiples y apenas 1,206 cajeros automáticos. Estas cifras hoy son muy diferentes. Los usuarios cuentan ahora con 840 oficinas de bancos múltiples y 2,240 cajeros automáticos. 

Estadísticas de la Superintendencia de Bancos establecen que sólo en el caso de las oficinas o sucursales el aumento absoluto en la última década fue de 235, equivalentes a 23.5 oficinas por año, para un crecimiento acumulado en el período de 38.8%.


La disponibilidad de cajeros automáticos prácticamente es el doble de hace diez años. Los registros oficiales establecen que en 2004 habían 1,206 cajeros, mientras que al cierre de 2014 la cifra se elevó a 2,240, un 85.7% más.
 

Un estudio mandado a hacer por la Asociación de Bancos Comerciales (ABA) destaca que entre 2008 y 2013 los bancos dominicanos invirtieron aproximadamente RD$2,700 millones en mantenimiento y adquisición de nuevos cajeros. 

Gracias a estas inversiones, según estimaciones del informe, durante el último año los clientes ahorraron y/o incrementaron sus ingresos en un monto aproximado de RD$5,000 millones al usar el cajero automático versus desplazarse y emplear el tiempo en una sucursal bancaria.

Ampliaciones

Los últimos datos reportados a la Superintendencia de Bancos indican que a diciembre de 2013 la banca múltiple tenía en operación una red de infraestructura de servicios de 833 sucursales, 2,150 cajeros automáticos, además de las oficinas principales de cada banco múltiple.

En el último año se abrieron siete sucursales nuevas y se instalaron 90 cajeros automáticos nuevos. Según la ABA, estas cifras representan, para el decenio 2004-2013, un crecimiento acumulado de 37.7% y 78.3%, respectivamente.

Por otro lado, el crecimiento en la red de cajeros automáticos ha significado también una mejoría en términos de la cobertura poblacional. En ese sentido, en la actualidad existe un cajero por cada 4,700 habitantes: en 2004 la cifra era de 7,539 habitantes por cada cajero.

Lo anterior implica una mejoría en la cobertura de más de 2,800 personas por cajero durante la última década.

El estudio de la ABA, que tituló “Aportes de los bancos al desarrollo de República Dominicana”, señala que con el crecimiento de sucursales, pero sobre todo de los cajeros, el sector ofrece una respuesta a la necesidad de sus clientes de disponer de su dinero en una forma más cómoda, eficiente y menos costosa.

El estudio indica que antes de la existencia de cajeros, los ahorrantes debían, entre otras cosas, ajustarse y limitarse a los horarios tradicionales de las sucursales para disponer de dinero en efectivo, además de hacer. Esto implicaba un uso ineficiente del tiempo y costos de transporte, especialmente en días de alta demanda de efectivo, como las fechas de pago, los viernes o días feriados. Esta carencia excluía a las personas de zonas rurales y provincias apartadas de las ciudades más importantes del país.

Apunta que ahora, con la instalación y uso de los cajeros, las personas disponen de los siguientes beneficios: amplio acceso a su dinero, pudiendo disponer de él a cualquier hora del día y en cualquier día del año y cada vez en un mayor número de puntos de acceso.

Accesos

Las estadísticas más recientes del Banco Mundial confirman que cada vez hay mayor predilección de los dominicanos por el uso de los cajeros automáticos, pues ya para 2011 más de la tercera parte de la población (41%) los utilizaba, alcanzando a casi la mitad (47%) en las zonas urbanas, por encima de países con mayor desarrollo financiero como Panamá, que alcanzó el 39% a nivel nacional y un 44% en la ciudad.

Según el estudio encargado por la ABA, las estadísticas del Banco Central resaltan el crecimiento que en República Dominicana ha tenido el uso del cajero automático, especialmente en los últimos cinco años, pues el número de transacciones pasó de 63 millones, en 2008, a 73.5 millones en 2013, lo que equivale a un crecimiento acumulado de 16.7%. En términos monetarios, destaca el informe, para este período el monto transado pasó de RD$149,086 millones a RD$219,352 millones, un 47.1%.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés