Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
16 octubre 2012

Sobre la DGII y la Norma 13-2011, por Edgar Barnichta Geara

El artículo 309 del Código Tributario le prohíbe a la DGII obligar a los bancos a actuar como agentes de retención por los intereses

El deber fundamental de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) consiste en recaudar los impuestos y perseguir a los evasores, pero siempre dentro de la ley, pues en un Estado de derecho es la ley, y no el poder o la fuerza, quien designa los derechos y obligaciones del Fisco.

En la actualidad las Entidades de Intermediación Financieras y la DGII mantienen un litigio judicial en torno a la Norma General 13-2011 emitida por la DGII, que obliga a los bancos a retener e ingresar en la DGII los impuestos que sobre los intereses pagados reciban las empresas.

Norma
Para justificar la Norma General 13-2011 la DGII afirma que en la actualidad hay más de 11,000 empresas que reciben intereses de los bancos y otras instituciones financieras que no están pagando sus impuestos, lo que representa cerca de RD$4 mil millones de pesos al año en evasión de impuestos.

No hay dudas de que con las afirmaciones anteriores la DGII reconoce su propia incapacidad para perseguir la evasión de impuestos y por eso debe recurrir a los bancos y otras instituciones financieras para que sean estas las que tengan que retener e ingresar al Fisco los impuestos que la propia DGII se siente incapaz de cobrar por sí sola.

Pero el problema no es solo de carácter administrativo, sino también legal, pues el artículo 309 del Código Tributario le prohíbe a la DGII obligar a los bancos y a otras instituciones financieras a actuar como agentes de retención por los intereses que ellos paguen, y la Ley Monetaria y Financiera, al consignar el secreto bancario, le prohíbe a estas entidades dar informaciones fiscales a la DGII.

Como puede observarse, ante la incapacidad confesa de la DGII en perseguir la evasión fiscal, la DGII quiere obligar a los bancos y a otras instituciones financieras a violar las leyes para que sean estas las que hagan el trabajo de la DGII de recaudar impuestos, aun cuando esto implique violar las leyes.

Por nuestra parte siempre hemos sido partícipes de que un buen sistema tributario se basa en el cobro efectivo de los impuestos, en un plano de igualdad tributaria y en la persecución de la evasión y que todo esfuerzo en este sentido debe apoyarse. Sin embargo, todo cobro de impuestos debe hacerse dentro del marco de la ley, no con abusos, arbitrariedades o excesos de poder. Cobremos los impuestos, pero respetando las leyes.

Publicado en el periódico Listín Diario, en la sección Economía y Negocios, el 27 de junio de 2012.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés