Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Prevención de lavado de activos

¿Qué son las 40 Recomendaciones del GAFI?

El GAFI, consciente de la diversidad de las circunstancias nacionales, invita a todos los países a implementar medidas efectivas en sus sistemas nacionales para combatir el lavado de activos, contribuyendo así a la protección del sistema financiero internacional.

Las 40 Recomendaciones del GAFI son un conjunto de medidas estandarizadas que utilizan los países para combatir el lavado de activos, el financiamiento del terrorismo y la financiación de la proliferación de armas de destrucción masiva (LA/FT/PADM), delitos que afectan la integridad de los sistemas financieros.

El Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) definió estos estándares para proteger el sistema financiero internacional de usos indebidos o amenazas como las mencionadas. Para crearlas se tomaron en cuenta instrumentos legales internacionales, como las convenciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El GAFI como articulador de las 40 Recomendaciones y sus implicaciones

El GAFI es un organismo intergubernamental que tiene por mandato fijar estándares y promover la implementación efectiva de medidas legales, regulatorias y operativas contra los delitos de LA/FT/PADM.

Trabaja en colaboración con otros organismos asociados y es el núcleo de una “Red Global” que integra a países y grupos regionales semejantes al GAFI, como el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), al cual pertenece la República Dominicana.

Esos organismos de alcance regional se adhieren a las 40 Recomendaciones del GAFI como estándar internacional contra el lavado de dinero, el financiamiento del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva. Según el portal de Gafilat, su rol consiste en difundirlas e implementarlas en sus países miembros, para luego realizar los procesos de evaluaciones mutuas.

Estos estándares son significativos para los sistemas financieros nacionales porque comprometen a los países miembros con la aprobación o adaptación de leyes, regulaciones y normas, para que las operaciones y servicios financieros cuenten con la debida preparación frente al movimiento de activos provenientes del crimen organizado.

Otra de las implicaciones es que estas regulaciones se traducen en procedimientos para las entidades del sistema financiero y del mercado de valores, que deben requerir determinada documentación a sus clientes y reportar a organismos estatales aquellas transacciones que, de acuerdo con los parámetros internacionales, ameriten investigación.

Dadas las diferencias que pueden existir entre el sistema financiero de un país y otro, incluyendo sus amenazas, el GAFI promueve la implementación de medidas efectivas que vayan acorde al marco legal y operativo interno de cada uno.

¿Qué establecen? En el conjunto de Recomendaciones, el GAFI establece medidas financieras, jurídicas y de conducta que los países deben adaptar a sus circunstancias para:

  • Identificar los riesgos y desarrollar políticas y mecanismos de coordinación interna.
  • Luchar contra el lavado de activos, financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación.
  • Aplicar medidas preventivas para el sector financiero y otros sectores designados.
  • Establecer poderes y responsabilidades (por ejemplo, autoridades investigativas, de orden público y de supervisión) y otras medidas institucionales.
  • Mejorar la transparencia y la disponibilidad de la información sobre el beneficiario final y estructuras jurídicas.
  • Facilitar la cooperación internacional.

Alcance de las 40 Recomendaciones

Como su nombre lo indica, son 40 Recomendaciones del GAFI para combatir los delitos financieros desde el sector privado y el público. Pero la lista se divide en siete bloques, que ordenan de la siguiente manera:

A. Políticas y coordinación ALA/CFT
B. Lavado de activos y decomiso
C. Financiamiento del terrorismo y financiamiento de la proliferación
D. Medidas preventivas
E. Transparencia y beneficiario final de las personas jurídicas y otras estructuras jurídicas
F. Facultades y responsabilidades de las autoridades competentes y otras medidas institucionales
G. Cooperación internacional

Estas recomendaciones, concebidas por primera vez en 1990, se revisan constantemente para responder a las nuevas amenazas y situaciones de mayor riesgo. Ese proceso de fortalecimiento ha permitido la introducción de nuevas medidas a lo largo de los años hasta dar con lo que hoy día se conoce como las 40 Recomendaciones del GAFI.

Explora otras publicaciones

Llevemos esto a tu bandeja de entrada

Recibe nuestro boletín con recursos como artículos, guías y videos.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés