Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Dinámica bancaria - Liderazgo y productividad

Los subagentes bancarios y su rol en tiempos de pandemia

Dentro de las actuales medidas de prevención del Covid-19, las autoridades y entidades financieras han promovido de manera constante el uso de sus canales alternos, como medida para evitar las conglomeraciones de personas en las sucursales y, por ende, contribuir a su contención.

Dentro de las actuales medidas de prevención del Covid-19, las autoridades y entidades financieras han promovido de manera constante el uso de sus canales alternos, como medida para evitar las conglomeraciones de personas en las sucursales y, por ende, contribuir a su contención.

Vale la pena destacar que en los últimos años los bancos han realizado múltiples esfuerzos e inversiones para fortalecer la calidad de servicio al público y los niveles de inclusión financiera.

Un ejemplo de ello son los subagentes bancarios, definidos por la Junta Monetaria como “personas físicas o jurídicas que actuarán en lugar del banco, en establecimientos comerciales y podrán realizar una serie de transacciones permitidas, como abrir una cuenta de ahorros, cuentas corrientes, pago de tarjetas y préstamos, remesas, servicios básicos, entre otros”.

Es decir, que, por ejemplo, a través de establecimientos como colmados, ferreterías, gasolineras, farmacias, supermercados o cualquier otro tipo de comercio cercano que brinde este tipo de servicio, los usuarios financieros pueden realizar algunas de las operaciones autorizadas a los bancos múltiples, sin la necesidad de dirigirse a las sucursales u oficinas bancarias.

Los subagentes bancarios están distribuidos por todo el país, especialmente en las localidades o municipios donde anteriormente existían pocas sucursales bancarias, mejorando significativamente el acceso de los clientes hacia los servicios de la banca formal.

Según datos de la Superintendencia de Bancos, la presencia de los subagentes bancarios ha estado en crecimiento desde su implementación, pasando de 1,390 en junio del 2015 a 4,952 a marzo de 2020, la mayor parte de ellos pertenecientes los bancos múltiples.

Igualmente, la cantidad de transacciones realizadas por los negocios autorizados a ofrecer este tipo de servicio han llegado a la suma de 2 millones 621 mil 655 entre enero-marzo del 2020, con un monto superior a los RD$8 mil millones.

Por otro lado, hay que destacar que la creación de los subagentes bancarios igualmente ofrece oportunidades de crecimiento para los pequeños negocios, uno de los sectores más impactados por la pandemia del coronavirus, ya que se les hace posible captar la atención de nuevos clientes y recibir ingresos adicionales.

De la misma manera, la presencia de los subagentes en estos establecimientos les permite generar mayor confianza y credibilidad entre sus consumidores, la comunidad y el sector financiero, debido a la formalidad de sus operaciones.

Es por todo lo anterior que los subagentes bancarios han sido excelentes aliados para estimular la protección del coronavirus, aparte de ser una extensión de la banca para optimizar su alcance para los ciudadanos, sin importar su condición social o lugar donde se ubiquen.

Explora otras publicaciones

Llevemos esto a tu bandeja de entrada

Recibe nuestro boletín con recursos como artículos, guías y videos.

Suscríbete a nuestro newsletter especial y recibe informaciones acerca del sector financiero y la banca múltiple

* indicates required
Selecciona tu tema de interés