Tarjetas de crédito: beneficios y su contribución a la economía

Tarjetas de crédito: beneficios y su contribución a la economía

Por: Liliany Martínez, Comunicaciones ABA

Las tarjetas de crédito se caracterizan por ser un instrumento financiero de gran valor al momento de hacer frente a necesidades de consumo y liquidez, convirtiéndose actualmente en parte esencial de las finanzas personales e incluso empresariales.

A través de este producto ofrecido por los bancos múltiples y demás entidades de intermediación financiera autorizadas, los usuarios cuentan con un medio de pago que les permite comprar bienes y pagar servicios, obtener avances de efectivo y la oportunidad de financiamiento.

Mas allá de sus facilidades para satisfacer estas necesidades económicas, el uso de las tarjetas de crédito implica múltiples beneficios para sus usuarios.

Entre algunas de estas bondades se destacan:  

  • Mayor capacidad de consumo: Permiten que las personas tengan un acceso más amplio a bienes y servicios, ya sea en establecimientos comerciales o a través de tiendas virtuales, con la disponibilidad de realizar compras o pagos de forma anticipada con diferentes plazos o cuotas para reembolsar el monto consumido.
  • Seguridad: Reducen el riesgo de robo o perdida de dinero ya que no es necesario cargar con efectivo, permitiendo de esta manera transacciones más seguras y con mayor rapidez tanto a nivel nacional como internacional.
  • Bancarización: Hacen posible que los usuarios formen parte del sistema financiero formal, además de convertirse en sujetos de crédito, gracias a la creación de un historial crediticio que abre las posibilidades de acceder a otros productos financieros.
  • Programas de fidelización: Posibilitan la obtención de beneficios adicionales derivados de distintos programas de lealtad que incluyen descuentos en la compra de bienes y el pago de servicios; compra de pasajes aéreos y otros artículos a través de millas; fines de semana en hoteles; abonos al valor consumido con la tarjeta; etc.

Contribución de las tarjetas de crédito a la economía

Gracias a que conceden un nivel más elevado de consumo para los usuarios, las tarjetas de crédito estimulan la demanda de bienes y servicios, lo que a su vez se traduce en un incremento de la producción por parte de las empresas. Este aumento, contribuye a una mayor generación de empleos e ingresos que permite a las personas cubrir sus necesidades en otros sectores económicos, volviéndose esto un círculo virtuoso en la economía y aportando igualmente a su crecimiento.

 


© 2021 ABA. Todos los derechos reservados.